Planificación de la protección de los trabajadores para un nuevo paradigma internacional


El proceso de selección

Cuando hablamos de prendas de protección siempre debemos tener en cuenta que no estamos hablando de un uniforme, y no podemos perder de vista los requisitos fundamentales que debe tener una pieza de ropa, además de los requisitos de protección.

En el proceso de selección no queremos hacer una elección que sobrecargue al trabajador en sus actividades, o que haga inviable el desempeño de esta actividad, lo que podría incluso derivar en problemas de salud laboral, como problemas ergométricos, o incluso híper e hipotermia durante el propio período laboral, o incluso generar un accidente por efectos secundarios como limitación de movilidad, visualización, distinción de colores y formas, entre otros.

Todo debe ser considerado en un adecuado proceso de selección. Imagínese establecer un programa de Prendas de Protección para un año de trabajo y realizar una adquisición que genere malestar, descontento entre los trabajadores o incluso que impacte negativamente las actividades laborales, aumentando la probabilidad de una amplia gama de riesgos.

Esto se puede evitar cuando evaluamos técnicamente las Prendas de Protección y su componente crítico, la tela, no sólo basándonos en su catálogo, sino también acercando al proveedor para mostrar qué más ofrece su producto y cómo él encaja en nuestras actividades.

En este contexto, los proveedores que se preocupan por certificar sus productos textiles en ambos ámbitos regulatorios, extranjero e internacional, salen ganando en esta carrera. Y esto impacta mucho en las telas, ya que no es sólo una cuestión de certificación, sino también de un historial de conocimiento técnico detallado sobre el tejido, pero no limitado a eso, ya que debemos tener dominio de la tecnología por parte del proveedor textil, pero también la correlación de esta propiedad intelectual con el uso y cuidado, es decir, la aplicación adecuada, cumpliendo con los más rigurosos requisitos de usabilidad de las diferentes condiciones físicas, ambientales y estructurales en las actividades laborales.